Comunidad para la Preservación de la Tradición Mahayana

La Comunidad para la Preservación de la Tradición Mahayana (C.P.T.M), es una Comunidad Religiosa inscrita en el Ministerio de Justicia, Dirección General de Asuntos Religiosos, con el número 158-sg, que tiene por objetivo el dar a conocer y preservar la tradición Mahayana del budismo tibetano así como favorecer las condiciones necesarias para su práctica.

El pensamiento budista, se basa en la idea de que todos los seres deseamos la felicidad y sin embargo, lo que encontramos es sufrimiento. De acuerdo con el budismo, las causas de esta situación son las propias actitudes mentales y las impresiones éstas van dejando. Cuando dichas impresiones se eliminan, se acaba con el sufrimiento. La práctica budista es el camino que lleva a la extinción del sufrimiento. Este proceso comienza con la confianza en las denominadas Tres Joyas: el Buda, el Dharma y la Sangha.La esencia es no dañar a los seres vivos, tales como personas animales y cuidar de su preservación de la naturaleza. Todo esto se realiza mediante el estudio, la reflexión y la meditación en las Enseñanzas de Buda. Esta filosofía la expuso el Buda, hace 2500 años en La India y se extendió por toda Asia. En Tíbet, surgieron cuatro escuelas filosóficas de pensamiento y práctica budista. La última de éstas escuelas en aparecer fue la escuela Guelugpa, cuyo representante más significativo, es Su Santidad el Dalai Lama.

 

Los principales difusores de ésta escuela en España, fueron Lama Thubten Yeshe y Lama Thubten Zopa Rimpoché, actual Director Espiritual de la F.P.M.T.inc y de la C.P.T.M.

La C.P.T.M mantiene vínculos de cooperación y ayuda mutua con la “Foundation for the Preservation of Mahayana Tradition” (.F.P.M.T.inc)., cuyo desarrollo coordina la Oficina Internacional.

La Oficina internacional de la F.P.M.T, es un centro de recursos para facilitar la puesta en práctica.

Igualmente, la C.P.T.M está en contacto y comunicación constante con la Oficina regional de la F.P.M.T.

Dentro de la C.P.T.M está la Oficina Nacional, compuesta por el Departamento de Educación y Servicio de Traducción, Coordinación Nacional de Centros y Presidencia.